SIGUIENTE
Que es ciencia

La ciencia (del latín scientia 'conocimiento') es el conjunto de conocimientos sistemáticamente estructurados, y susceptibles de ser articulados unos con otros.La ciencia surge de la obtención del conocimiento mediante la observación de patrones regulares, de razonamientos y de experimentación en ámbitos específicos, a partir de los cuales se generan preguntas, se construyen hipótesis, se deducen principios y se elaboran leyes generales y esquemas metódicamente organizados.1
La ciencia consolidada se constituye como tal, superada la fase de investigación, como resultado, cuando adquiere la consideración de «saber validamente justificado por la comunidad científica correspondiente» y suele considerarse así a través de las publicaciones especializadas. Es entonces cuando pasa a una fase de enseñanza en los Centros de formación y de divulgación adquiriendo toda su eficacia cultural y social.
La ciencia:
  • Utiliza diferentes métodos y técnicas para la adquisición y organización de conocimientos sobre la estructura de un conjunto de hechos suficientemente objetivos y accesibles a varios observadores.
  • Se basa en un criterio de verdad y una corrección permanente.
  • Criterios aceptados por la comunidad científica.
  • Procura la generación de más conocimiento objetivo en forma de predicciones concretas, cuantitativas y comprobables referidas a hechos observables pasados, presentes y futuros respecto a algún sistema concreto.
  • Procura su puesta en práctica de los conocimientos en sus aplicaciones tecnológicas, mediante los peritos o expertos.
  • Procura la divulgación de sus investigaciones, por publicaciones especializadas y Centros de Enseñanza, fundamentalmente lasUniversidades.
  • Vigila los métodos de divulgación y enseñanza de los contenidos consolidados.


¿Que es la construcción de la ciencia?

La ciencia en construcción, una analogía de un edificio como paradigma del modelo científico con las etapas

y conceptos que maneja Kuhn en su libro de las Revoluciones Científicas, como se va construyendo la ciencia a través de un ciclo operario en cuatro tiempos como son la aceptación del paradigma, el desarrollo de la ciencia normal, el advenimiento de la crisis y el colapso en la revolución científica que hace génesis de un nuevo paradigma científico.

Construcción de la ciencia.


La ciencia es un elemento fundamental en la construcción de la civilización humana tomada en su conjunto. Las teorías científicas, al fin y al cabo, responden a las necesidades de los hombres y su evolución responde a la evolución que el hombre ha seguido en su concepción del mundo y la valoración de los hechos de la vida.

La ciencia no surge por la inspiración de unos «sabios» o «eruditos» de forma espontánea.Los primeros pasos son cuestiones prácticas que resuelven situaciones comunes de la vida diaria, sobre cuyos resultados exitosos se establece un procedimiento fijo de actuación, protocolo al que, convertido en reglas fijas, se le acaban encontrando las razones de su éxito en la teoría científica que lo confirma como cerdas verdad que puede ser transmitida a otros.

Actualmente se incluyen en este proceso conocimientos que durante muchos siglos han sido considerados al margen de la ciencia, pero que tienen una importancia cultural tan grande como la propia ciencia como la antropología actual pone de manifiesto: El cocinar los alimentos, el calzado, los tejidos y la costura, el bordado y la confección del vestido, por ejemplo. En otras palabras, la ciencia es un producto cultural. Es la cultura la que la hace posible y la sustenta; el suelo en el que encuentra su alimento, las preguntas (teorías) que se plantea, las respuestas que encuentra y los problemas que resuelve.

A lo largo de los siglos la ciencia viene a constituirse por la acción e interacción de tres grupos de personas:



external image 220px-Taxonomy_Linn%C3%A9_%26_Diderot.jpg
Unidad del edificio científico según Linneo y Diderot

  • Sobre el primer grupo:

Los artesanos, constructores, los que abrían caminos, los navegantes, los comerciantes, etc. resolvían perfectamente las necesidades sociales según una acumulación de conocimientos cuya validez se mostraba en el conocimiento y aplicación de unas reglas técnica precisas fruto de la generalización de la experiencia sobre un contenido concreto.a 9
  • Sobre el segundo grupo:

Los filósofos, llevados por los argumentos demostrativos mostraban unos razonamientos que extendían el dominio de las verdades demostrables y las separaba de la intuición.

video.



http://www.youtube.com/watch?v=H5lxE1grhsI&feature=player_detailpage





  • ¿CÓMO SE CONSTITUYE UNA CIENCIA?
  • NÉSTOR A. BRAUNSTEIN
  • Hay que aceptar una verdadera ruptura entre el conocimientosensible y el conocimiento objetivo.
  • G. BACHEL'RD
  • (La formación del espíritu científico,
  • Buenos Aires, Siglo XXI,1972, p. 282)
  • La respuesta a esta primera pregunta nos obliga a elegir uno de los tres caminos posibles:a] se afirma que la ciencia se constituye yendo de los más simple a lo más complejo yque comienza por el conocimiento directo que los sentidos nos dan de las cosas. En otras palabras, que se llega al saber científico partiendo de las apariencias y por un movimiento progresivo que lleva desde lo evidente a lo desconocido; b] se postula la existencia de una facultad especial del intelecto o del espíritu humanoque le permite aprehender la esencia (le los fenómenos de un modo repentino y exacto,trascendiendo las engañosas apariencias que pudiesen ocultar esa esencia yc] se sostiene que la ciencia no se apoya en las apariencias ni tampoco tiene comoobjetivo la búsqueda (le esencias escondidas, que la ciencia se construye merced a untrabajo de producción de conceptos enfrentando a los datos de la experiencia sensorial y alas convicciones espontáneas.El párrafo precedente es una presentación supersimplificada de las tresconcepciones epistemológicas
  • dominantes: a] empirista o continuista; b] intuicionista odiscontinuista idealista y c] de la práctica teórica o discontinuista materialista.
  • En lo sucesivo dejaremos (le lado el análisis de la posición intuicionista por representar en la actualidad una actitud epistemológica superada y fundada en viejos prejuicios filosóficos que han sido derrocados, precisamente, por la constitución y eldesarrollo teórico de las ciencias
  • . Nos habremos de limitar, pues, a las dos concep-ciones vigentes en nuestros días: la empirista y la discontinuista materialista. Así como hasido expuesto, el planteo puede parecer, a la vez, abstracto y simplista. Es imprescindibleexponer algunos ejemplos y, al mismo tiempo, justificar porqué consideramos que sólo lasegunda de estas concepciones es correcta.
  • 1] En la física: La
  • experiencia cotidiana nos indica que los cuerpos caen porque son pesados. Si multiplicamos las experiencias y variamos sus condiciones podremosapreciar una y mil veces el mismo "hecho": lo que es más pesado que el aire baja alsuelo, lo que es más liviano se eleva. Millones de constataciones serán inútiles paramodificar o agregar algo a nuestro conocimiento fundado en los sentidos. Repetidamentesucedió así en la historia de la humanidad antes que Isaac Newton explicase la caída delos cuerpos y la apariencia que ellos tenían de ser "pesados" en función de una "fu
  • se ocupa del proceso (le constitución de los conocimientos científicos y (le los criterios que permitendistinguir a los conocimientos válidos (científicos) (le los que no lo son (ideológicos)
  • Los términos "continuista" y "discontinuista" deben entenderse en el sentido de continuidad o falta (le continuidadpostuladas entre la apariencia sensible y el conocimiento obtenido
  • . Los interesados en profundizar el tema de la intuición pueden remitirse al breve texto de Mario Bunge,Intuición y ciencia, Buenos Aires, Eudeba, 19
  • de gravedad". Este concepto de "fuerza de gravedad" no provino de ninguna experienciaempírica personal como lo querría el mito (la célebre manzana) ni tampoco de unamágica inspiración; fue el resultado de la "importación" teórica de conceptosmatemáticos, previamente producidos por otros científicos, a la física y de un planteo del problema de la caída de los cuerpos en términos abiertamente contradictorios con el "sa- ber" de los sentidos. Los cuerpos no caían
  • eran pesados y, al contrario, se podíaentender su "ser pesados" como consecuencia de la relación que había entre la masa delcuerpo que caía, la masa de la tierra sobre la cual caía y el cuadrado de la distanciaexistente entre el cuerpo y el centro de la tierra. Indudablemente, no se podía alcanzar lacomprensión de esta relación matemática que prescinde por completo de la apariencia dela caída por un simple proceso de incremento paulatino de los conocimientos a partir dela experiencia de cada día.
  • 2] En la astronomía:
  • Durante milenios el hombre vio "salir" el sol por el este y"ocultarse" por el oeste. La doctrina geocéntrica de Ptolomeo parecía ser del todoindiscutible. Pero -ahora lo sabemos- la astronomía del Ptolomeo no era una ciencia, erauna descripción de las apariencias. Era el discurso ideológico (precientífico) que dabacuenta de los movimientos aparentes de los astros en el firmamento. Era la repetición delo que "todos saben" en la medida que "todos"
  • reconocen
  • allí su vivencia de cada día o,lo que es lo mismo, en la medida en que "todos"
  • desconocen
  • la existencia de unaestructura invisible, la del sistema solar, que permite explicar como se
  • producen
  • lasapariencias que los presuntos científicos
  • reproducen
  • en sus libros. Y la astronomía sólollegó a ser científica cuando Nicolás Copérnico pudo producir el concepto de laexistencia de un doble movimiento simultáneo de la tierra alrededor de un eje imaginarioy alrededor del sol, Estos conceptos no resultaban, claro está, de una apreciación sen-sorial. Copérnico no "vio" lo que "vio" con los ojos. Su teoría era el producto de unaruptura radical con las evidencias que sus ojos registraban en cada alborada y en cadacrepúsculo. Su concepción "abstracta" de los movimientos reales de los astros se opuso ala fascinación de la experiencia "concreta" de los movimientos aparentes; reciénentonces el firmamento fue verdaderamente inteligible.
  • 3] ¿Y en la química?:
  • Cualquiera sabe que el azúcar es blanca, dulce al paladar y sedisuelve en agua. Más cuando le preguntamos al químico qué es el azúcar, él nos dice:"es casi en un 100% sacarosa". Le contestamos: "¡Extraño nombre! Usted no nos ha con-testado nada. Simplemente ha cambiado una palabra común por otra palabra menosconocida. ¿Qué es eso que usted llama sacarosa?" Y ahora ya no nos contesta nada. Tomauna lapicera y dibuja estos signos extraños en una hoja de papel:La respuesta se asombrosa: el azúcar es sacarosa y la sacarosa parece ser un jeroglífico. En ese dibujo no reconocemos ni la blancura, ni la dulzura ni la solubilidad.Ahora querremos saber cómo llegó él a saber que el azúcar que tanto los químicos comonosotros usamos para endulzar el café es así, tan extraño. Y nos dirá que no fue mirando,ni oliendo, ni tocando, ni gustando lo que le vena el almacenero. Alcanzó eseconocimiento trabajando teóricamente, utilizando conocimientos científicos anteriores,formulando hipótesis, poniéndolas a prueba. Todavía podría quedarnos una duda: ¿paraqué sirve este difícil pasaje de lo concreto sensorial del azúcar a lo abstracto eirreconocible de la fórmula de la sacarosa? Y nuestro químico imaginario terminará con2
  • las últimas vacilaciones que nos restaban: lo abstracto de la fórmula de la sacarosa no proviene de lo dulce del sabor del azúcar; por el contrario, la dulzura del azúcar seexplica por la estructura abstracta de la fórmula que él dibujó. Lo concreto del gusto seexplica por lo abstracto de la fórmula insípida. Nos mostrará también en el papel que,alterando ciertos enlaces, se llega a obtener sustancias parecidas al azúcar pero con gustosdistintos, que él puede planificar la preparación de otras sustancias dulces que no existenen la naturaleza antes que él las cree, etc.
  • 4] En la biología:
  • La situación no es distinta. La primera apariencia es que existensobre la tierra múltiples especies radicalmente distintas: un pez, una paloma, un mono, unhombre, que son, a su vez, hijos (le un pez, paloma, mono, hombre. ¿Qué más natural queafirmar que esas especies existen desde siempre o desde que Alguien las creó así, conesas características? Hasta hace poco más de cien años nadie hubiera discutido otra posibilidad. Recién en la segunda mitad del siglo xix pudo afirmarse la doctrina teóricade la evolución de las especies en abierta ruptura con la evidencia (le los reinosseparados: animal, vegetal y mineral y (le las clases, los géneros y las especies que previamente habían sido catalogados por los naturalistas. Y aun debieron pasar 100 añosmás hasta que hace menos de 20 años pudo demostrarse que la herencia dependía demodificaciones transmitidas en la manera de organizarse de ciertas moculasrelativamente simples: los ácidos nucleicos. ¿Qué relación, qué continuidad guarda estaexplicación de la herencia por modificaciones en los ácidos ribo y desoxiribonucleicoscon los datos aportados por nuestros sentidos? Claramente, ninguna.De los cuatro párrafos anteriores podemos extraer la conclusión que ya venía Formuladadesde el epígrafe de Bachelard puesto como encabezamiento del capítulo: elconocimiento
  • objetivo
  • se constituye después de una ruptura con el conocimiento sensibleo sensorial de los
  • objetos.
  • Las fórmulas de la gravedad, de la sacarosa, la estructura delsistema solar o las leyes (le la evolución no son datos recogidos por nuestros sentidos, niencontrados en la naturaleza ni enigmas revelados mágicamente al espíritu; son co-nocimientos producidos por los científicos
  • a partir de la crítica de las apariencias y delas ideas
  • que de modo más o menos espontáneo nos hacemos de las cosas. Crítica de loque, desde ya, podemos designar como "ideología". Pero también desde ya es necesariodisipar una confusión. Si, siguiendo a Machery y Althusser, aceptamos que la ciencia esciencia de tina ideología a la que critica y explica, no puede ser menos cierto que paraque surja el conocimiento científico es necesario que previamente haya habido unaideología a la cual criticar. La ideología es el saber pre científico, es el conocimiento delmovimiento aparente, es el reconocimiento de los modos de aparición de las cosas y es eldesconocimiento de la estructura que produce la apariencia. Por lo tanto,
  • es el imprescindible paso previo a la construcción de una teoría científica.
  • Entre el saber ideológico
  • y
  • el conocimiento científico hay un claro corte (ruptura epistemológica) perotambién hay una relación indisoluble que los liga y los implica recíprocamente. Untérmino necesita del otro y sin embargo, entre ellos, no hay armonía sino lucha. Todaciencia se alza críticamente
  • contra
  • una ideología que tenía vigencia en ese campo(recuérdese el ejemplo de las teorías (le Ptolomeo y Copérnico: sin la ideología ptoloméica no hubiese podido producirse la ciencia copernicana). Para ser reconocidacomo tal, sin embargo, la ciencia debe desalojar a la ideología. A veces termina3





att: David steven arcila perez

external image images?q=tbn:ANd9GcT_DZHTzMnoMMQ02RUzv9HVhcxDTGyry02vmvb4UEuyW417BSBEN86uCpHv